Los líquenes u hongos liquenizados, son organismos duales (simbiosis entre hongos y algas), capaces de adaptarse a múltiples situaciones. El ‘cuerpo’ o talo de los líquenes es extraordinariamente variado, tanto en la forma (el denominado biotipo o morfotipo), como en lo relativo al colorido y las dimensiones (Hernández Padrón, 2010). “… son el resultado de complejos procesos adaptativos y una más de las maravillas que la Naturaleza es capaz de ofrecer.” (Galán Cela, 1983).
Debido a sus características morfológicas únicas, este grupo taxonómico podemos dividirlo en: crustáceos, pulverulentos, fruticulosos, foliáceos, escuamulosos, compuestos, gelatinosos y filamentosos. Sin embargo, debemos aclarar que en Lanzarote no se encuentran todos los tipos de talos.

Se puede afirmar que los líquenes se encuentran en casi todas partes, lo que prueba la eficacia de su simbiosis, una de las mejores del mundo vivo (Purvis & Wedin, 1999), ya que les posibilita adaptarse a ambientes muy diversos, colonizando desde la orilla del mar hasta las cimas montañosas. Además, tienen un interés biológico-evolutivo incuestionable debido a su naturaleza dual, y por su origen muy antiguo y polifilético. Se trata de seres pioneros en la colonización de nuevos sustratos e intervienen en procesos de creación de suelo (Hernández Padrón, 2010). Consulta el Mapa de Distribución Líquenes en Lanzarote.

Como se acaba de comentar, los líquenes, junto con otros organismos, son uno de los primeros colonizadores de las lavas y posteriormente con la incorporación de algunos hongos, musgos, bacterias e incluso artrópodos, retienen la humedad, y favorecen la colonización de más organismos, y sobre todo, producen ácidos que modifican la composición química de las rocas, desintegrándolas y descomponiéndolas, lo que forma el suelo en unas coladas lávicas que de este modo pueden empezar a ser colonizadas por las plantas vasculares. Es por esto que existe una gran diversidad de especies liquénicas sobre los materiales de Lanzarote, donde pueden encontrarse un total de 180 especies aproximadamente, y cuyas familias más representativas son Caliciaceae y Lichinaceae, con 8 y 6 géneros respectivamente, y Teloschistaceae que tiene un total de 27 especies. Los géneros más representativos serían Caloplaca y Ramalina, con 18 y 17 especies respectivamente. Consulta el Listado Líquenes de Lanzarote.

 

A parte de la función ecológica que presentan los líquenes en los ecosistemas, a lo largo de la historia han sido utilizados por las personas como actividad socioeconómica. En Lanzarote, por ejemplo, esto ocurrió con los géneros Roccella y Ramalina.

La orchilla (género Roccella) es un liquen de la familia Roccellaceae que tiene una sustancia denominada orceína, de la cual se obtiene el color púrpura que históricamente se empleó en la industria tintórea. Aunque existen numerosas variedades, la más abundante en Lanzarote es Roccella tinctoria. Crece de manera especial en los riscos costeros orientados a los vientos alisios procedentes del mar, que le aportan las sales necesarias para su desarrollo. El Risco de Famara o los Islotes del norte han sido zonas tradicionalmente ricas en orchilla, aunque también aparece en otros lugares de Lanzarote.

Otro liquen de uso similar al que se daba a la orchilla, es el comúnmente conocido como escán, que se utilizaba en Lanzarote desde muy antiguo también para teñir, pero de color pardo o anaranjado, algunos textiles y zurrones grandes. A la vez emitía ciertos aromas, suponiendo incluso que evitaba el apolillamiento. Otras utilidades para este liquen fue utilizarlo como relleno de colchones o para calafatear barcos. Hay multitud de especies de este género, pero en Lanzarote la que se encuentra con más abundancia es Ramalina bourgaeana.

Conociendo que el escán presenta en muchos aspectos grandes analogías con la orchilla, incluido su rango de distribución (que es muy similar), es muy posible que los recolectores de orchilla se hayan dedicado también a extraer escán durante los años en los que este liquen se exportó ventajosamente (sobretodo durante el siglo XIX).

Es importante esclarecer que, según la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, el Estado reconoce a los líquenes como especies silvestres, y por tanto se prohíbe su recolección, posesión, transporte, tráfico y comercio.

Para más información sobre líquenes pueden consultar los siguientes enlaces:

 

Autores de este post:

 

 

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies